Archive for 15 Enero, 2013

Hostales de palabras

Una de las primeras cosas que hizo David cuando cumplió los ocho años, fue sacarse el carnet de la biblioteca que tenía al lado de casa. Ésta pertenecía a Caja Madrid y, en ella, pasó largas horas acompañado de SúperLópez, o Mortadelo y Filemón; allí conoció otras realidades de la mano de Vázquez Figueroa y descubrió su pasión por la literatura fantástica. Años más tarde, la biblioteca se convirtió en el lugar donde poder estudiar los exámenes y sacar aquellos libros que le interesaban, sin necesidad de acumularlos en las estanterías de su casa. Casi treinta años después, la biblioteca cerró para ser reformada. Read more

Share