Archive for 6 Marzo, 2013

Verdad sin hueso

IMG_4414

A mi madre nunca le han gustado los dibujos animados. En general le aburren, no le resultan nada atractivos sino todo lo contrario, principalmente porque no se los cree. No entra en las historias que cuentan y, simplemente, al ver que no son personajes de carne y hueso, su mente se niega a querer participar en ese juego de ficción que la película te plantea para poder entrar en otro mundo diferente. Seguramente se trate de tener los pies más o menos cerca de la tierra (al menos, es como ella lo explica).

Dibujos animados o historias de animación, las hay de muchos tipos y para todos los públicos: clásicos y modernos, puro entretenimiento infantil y serias novelas gráficas en movimiento, películas, series, cortos, autores consagrados y hasta documentales. Está aquella animación que, la moda y el merchandising de turno, nos meten hasta en la sopa, obligándote a que te gusten, incluso. Unos días atrás, la hija de una amiga (5 años) decía refiriéndose a las Monster High, “ya me estoy acostumbrando”. Un comentario, solo, aparentemente simple, ¿verdad?

Una de las grandes virtudes de la animación, es que amplía las posibilidades creativas a la hora de tratar temas que, de otro modo y por medio de imágenes reales, resultarían más difíciles de plasmar en la pantalla: las posibilidades artísticas, por un lado, y las emociones, por otro, serían dos buenos ejemplos. Vayamos por partes. Read more

Share