Tres brindis

AGUA

Primer brindis. La imaginación viene a cenar y llega justo antes del postre. Se sienta al lado de una espectadora de rostro indefinido, que observa la obra sin mostrar ni verdadero placer ni sincero espanto. Su neutralidad expresiva resulta todo un reto para el actor, que pasa junto a ella y le susurra unas palabras a la nuca que forman parte del guion,…, y para la actriz, que se sienta a su lado y alza la copa esperando un gesto mimético en respuesta.

En esta obra de teatro no hay escenario ni patio de butacas, no hay fronteras donde refugiarse. Quien mira y escucha, tal vez, esté actuando y quien actúa, tal vez, simplemente vive. Los papeles se intercambian, se mezclan, se afectan y se contagian de imaginación. Y la imaginación se termina el postre mientras la Celestina propone un brindis.

MOSTO

Segundo brindis. La noche avanza y la ficción sale por debajo de una mesa. Lleva un abrigo de pelo negro que le llega hasta los pies. Nadie la ve, pero todos la desean. La ficción se pone a grabar con una cámara, y atrapa miedos y secretos, y atrapa mentiras y medias verdades, y atrapa miradas que miran y se miran, que ven desde fuera lo que queda oculto desde dentro.

La ficción deja de grabar, se pone de pie en medio de la sala, se quita el abrigo negro y se queda desnuda. –Yo te conozco– le dice alguien desde arriba, -te conozco de esas noches de insomnio asomada al balcón, esperando, en las que todo es posible. ¿Has venido sola?-. Ella calla, deja que Julieta siga hablando mientras la cámara empieza a llorar. Sabe lo que ocurrirá, aunque su destino vuelva a escribirse en cada actuación.

VINO

Tercer brindis. Dulcinea se levanta de la silla.

La actriz que interpreta a la amada de Don Quijote se ha maquillado tanto, que cuando se lleva la mano al rostro, se da cuenta de que está sudando gigantes.

Y tú, ¿eres de Aldonza o de Dulcinea?

 

*(Relatos inspirados en la obra de teatro El banquete, de Álvaro Tato, Helena Pimenta y Catherine Marnas, inspirada a su vez en el ensayo de Nancy Huston La especie fabuladora)

Share

2 comments

  1. MARIA CRISTINA SOLER GARCIA dice:

    Inspiradora como siempre. Besitos

  2. Jesús dice:

    Oh! que derroche de alquimia! del banquete al gazpacho, pasando por un cerebro enriquecido, gracias por el regalo (sonrisa)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *